Connect with us

propósito

Enrique Descamps: decisiones y contexto son factores determinantes para la vida que vivimos

Enrique Descamps conversa con su viejo amigo Marcel sobre temas como la vida ideal que la sociedad nos conduce a vivir. Desde la alimentación al manejo del dinero, nuestras decisiones son factores clave para la vida que vivimos. Indican que la consciencia es muy importante y poderosa para tomar decisiones que nos impulsen a crecer como personas en todos los ámbitos. Además, como emprendedores y como personas mencionan que se debe reflexionar sobre cuáles son las cosas más importantes, que sucede cuando hay que elegir entre contribuir a la sociedad o nuestro beneficio, ¿no se puede hacer ambas?, ¿si nos elegimos a nosotros quiere decir que somos egoístas? Estas y otras reflexiones que surgen a partir de las buenas preguntas en este episodio.

Enrique Descamps-MB.gt

En este capítulo Marcel conversa con un viejo amigo, Enrique Descamps, sobre temas tan personales como la vida ideal que la sociedad nos conduce a vivir, hasta formas de aprovechar al máximo la tecnología. Ambos reconectan en posturas sobre la alimentación, la paternidad y el manejo del dinero, llegando a la conclusión de que nuestras decisiones y nuestro contexto son factores determinantes para la vida que vivimos. Es difícil asegurar que es posible para todos salir de un contexto en el que no están felices, pues algunas aristas de este contexto, como la educación y la familia en la que crecimos, pueden facilitar o dificultar el desempeño que tenemos en el mundo. Sin embargo, coinciden en que la conciencia es muy poderosa para tomar decisiones que nos impulsen más de lo que nos detengan. 

Como emprendedores reflexionan en la toma de decisiones de un negocio, ¿qué es más importante? ¿contribuir a la sociedad o nuestro beneficio? ¿Qué sucede cuando nos topamos con la oportunidad de ayudar a otras personas al mismo tiempo que cargamos con el costo económico de ello? ¿Somos egoístas si preferimos enfocarnos en nosotros? Enrique argumenta que una persona que no se ama a sí misma, no puede amar a otros, así que definitivamente ayudar a otros y no abandonarnos pueden trabajar al unísono. Sumado a esto, si encontramos nuestra verdadera pasión, las cosas fluirán con mayor facilidad. Y qué mejor que una pasión que nos llene como personas y también contribuya al mundo. Enrique encontró la suya: la programación.

 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Copyright © 2022 | Marcel Barascout