domingo, enero 16, 2022
spot_img
InicioBlogMarcela Tánchez - Marca personal Marcefitness

Marcela Tánchez – Marca personal Marcefitness

Desde pequeña supo que quería ayudar a las personas. Con esta motivación estudió nutrición y puso abrió su propia clínica, pero reconoció que no podía quedarse encerrada por tanto tiempo. Así inició su emprendimiento en las redes sociales. Día a día compartía sus rutinas de ejercicio, tips de alimentación y salud a una comunidad pequeña de amigos y familiares porque le gustaba hacerlo. Combinó sus conocimientos de nutrición y emprendimiento con su pasión por un estilo de vida saludable y su audiencia creció. La marca Marcefitness inició de forma orgánica.

Al lado de su marca personal, Marcela desarrollaba su primer emprendimiento: Fashion Icons, una agencia de modelos que posteriormente se convirtió en una productora. Su motivación principal para iniciar este negocio fue pagar el crédito de la universidad, pero también hacer algo que le gustaba. De amiga en amiga, Marcela formó su equipo de modelos. En algún punto, decidió delegar cierta carga administrativa. Lamentablemente, no confió en la persona correcta y Fashion Icons perdió parte de sus colaboradores.

De esta experiencia aprendió que ella debía ser la única persona que manejara Marcefitness. Hoy ella es quien toma fotos y videos, edita, publica en redes sociales y responde los mensajes. En esta entrevista confiesa que no tiene una planificación de posts, sino que su contenido es espontáneo. Eso sí, ha aprendido a separar sus contenidos por cuenta (entre ellos, su cuenta personal, la de comida, la de ejercicio, etc.). Marcela reconoce que tiene presencia en redes sociales, pero no se deja definir por la cantidad de likes: solo son un número y ella prefiere hacer contenido para agregarle valor a la gente que para recibir likes.

Cuenta que parte del éxito de su marca ha sido identificar demandas en su mercado y cubrirlas. Al inicio, esto significó vender las rutinas de ejercicio personalizadas; primero a través de su Instagram, luego con su propia página web. Tras automatizar sus procesos, pudo pasar a otras demandas, como una mantequilla de maní sin aceites ni azúcares añadidos, productos para ejercitarse, recetas y muchas más rutinas. Evidentemente sus negocios tienen algo en común: tienen un propósito social empresarial. Durante la pandemia lo demostró también: ayudó donando mascarillas, mantequillas y retos de ejercicio para que las personas se sintieran motivadas a moverse aún dentro de casa.

Te rcomendamos

- Advertisment -spot_img